El Langui

Me sonaba El Langui (nacido Juan Manuel Montilla) de verle alguna vez en la tele de refilón. Sabía que era rapero y que había aparecido en “Fuga de cerebros 2”. Y con eso me bastaba para pasar de él. Ni me había preguntado cúal sería su historia, ni me había parado a pensar en cúal era exactamente su enfermedad.

Y un día le vi sentarse en el Chester de Risto Mejide. Y cuando iba a cambiar de canal (el Chester es el típico programa que veo sólo si me interesa el invitado), le escuché. Me atrapó; no pude darle al botón del mando. No sólo no hablaba como un rapero (o como yo me imaginaba que hablaban los raperos), es que su voz y sus palabras me sedujeron de inmediato. Hablaba de forma clara, sincera, sin dar rodeos y transmitiendo alegría.  Y luego, claro, estaba lo que decía.

Habló de todo y, por supuesto, de su enfermedad, la que le ha condicionado la vida. No le escuché  quejarse ni lamentarse una sola vez. Con una sonrisa y un chute de positivismo contagiosos, contó como había caído mil veces y como se había levantado otras tantas. Habló de los sueños, del esfuerzo.

Mención especial a sus padres. Contó cómo su madre le llevaba cada día por medio Madrid para ir a rehabilitación, mientras su padre trabajaba todas las horas necesarias para pagarle sus cuidados.  Cómo le animaban cada día a esforzarse, sin ponerle nunca las cosas en bandeja. Me encantaría escuchar a los padres de El Langui. Con la de charlas baratas que se dan por ahí sobre esfuerzo, motivación y superación personal, la de estos señores vale oro.

Fue un placer escucharle. Y una lección para mí. Primero, porque yo le juzgué “por las pintas”, y, luego, porque su vida da sentido a las palabras esfuerzo y alegría

Y como para redimir mi falta por haber pasado de él estos años, me puse a leer su libro “16 escalones antes de irme a la cama”. Lo tengo en la mesilla. Los capítulos La Ilusión y El Esfuerzo, pilares que muchos parecen haber perdido hoy, deberían ser de (re)lectura obligatoria para todos.

“Alegría, esfuerzo, detalles e ilusión. Sigue esforzándote y luchando, ya que nos sentiremos la excepción”. Así firmó El Langui su chester. No puede gustarme más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s