Obsolescencia programada

Lo dicho, esto no es lo que era. Mucha variedad, buenos precios, moda para todos… si, si, pero la calidad no es buena. En esta sociedad todo se consume rápido y luego pasamos a otra cosa.

Porque esos pantalones los compré en las rebajas de hace dos años. Me quedaban ceñiditos, pero bien. Como se llevan los pitillos. De pana negra, super cómodos para invierno. Iban con todo.

No fueron nada caros, un chollo. Los fabrican en países lejanos, a saber dónde, y los venden a buen precio. Y si encima los pillas en oferta, no te puedes ni debes resistir.

Ahora no tengo el cuerpo de hace dos inviernos, lo sé, pero tampoco es para tanto. Es que la calidad deja mucho que desear. Se notaban finitos.

Me los había puesto un par de veces en la última semana. Los notaba más apretados, pero no era para tanto. Podía respirar.Para ponerlos metía tripa y daba un saltito y ya está. Iba muy mona. Luego me dejaban un poco de marca, a la altura del botón. Pero los cerraba.

Por eso digo, que no soy yo, que es la calidad de la ropa. Que si se han roto al estirarlos para arriba no es que yo esté tremenda, no, es que los pantalones ya no daban más de sí. Es que la ropa ya no es lo que era.

Obsolescencia programada lo llaman.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s